La evolución de la educación en Cataluña muestra un crecimiento del fracaso escolar y las desigualdades educativas

Estos datos, recogidos en el Anuario 2020 sobre el Estado de la Educación en Cataluña, presentado por la Fundació Bofill, reflejan la necesidad de poner en marcha programas dirigidos a ayudar a revertir esta situación. En este sentido nuestra fundación tiene previsto poner en marcha un programa de formación dirigida a jóvenes de Mataró que no han alcanzado la ESO y que están en riesgo de exclusión social.

Por eso desde la Fundació Didàctica Catalunya nos hacemos eco de un artículo aparecido en el blog del sitio web de la Fundació Bofill en que se mencionan los principales indicadores del estado de la educación en Cataluña, Anuario 2020. Problemáticas como la estancamiento del éxito educativo, la persistencia de las desigualdades educativas y el incremento de la población joven que no estudia ni trabaja, cada vez se están haciendo más evidentes, también ayudado por la crisis provocada por la Covid-19.

Nuestro equipo ha constatado, durante los últimos meses que, desgraciadamente, estos indicadores se ajustan a la realidad y que hay un trabajo conjunto entre entidades, administración y los diferentes centros educativos para revertir esta preocupante situación de la educación en casa nuestra. En este sentido, la Fundació Didàctica Catalunya ha decidido poner en marcha el programa “Formación complementaria para jóvenes de Mataró entre 16 y 18 años que no han alcanzado la ESO y están en riesgo de exclusión social” (FORCOM), dirigido a este colectivo en situación de fracaso escolar, el cual, a menudo, también presenta graves problemas de socialización por muy diversas causas.

Este programa, que requiere una estrecha colaboración con las diferentes administraciones que tienen competencias, singularmente la Generalitat de Catalunya y el Ajuntament de Mataró, y con los Institutos de educación secundaria de la ciudad, pretende ofrecer formación en materia de inserción cultural, lingüística y social para mejorar las aptitudes, conocimientos y posibilidades de integración de los jóvenes participantes, en el mundo adulto que les espera. Actualmente, sin embargo, esta iniciativa aún está en proceso de completar su financiación, por este motivo y debido a la situación coyuntural, hemos tenido que aplazar el comienzo del primer programa piloto para 48 jóvenes.

Siguiendo nuestra política de transparencia, damos a conocer que, hoy por hoy, contamos con un 60% de la financiación necesaria para desarrollar el programa. De esta cantidad, un 40% proviene de fondos propios de nuestra entidad y el 20% restante lo asume la Fundació La Caixa. El 40% restante esperamos completarlo en los próximos meses, con la confirmación de las subvenciones demandas tanto al Ajuntament de Mataró como la Generalitat de Catalunya.

Mostramos estos datos de una forma tan clara que, ante la emergencia social que supone el estancamiento de los indicadores educativos en nuestro país, es fundamental que las entidades privadas que podamos sumar al trabajo colectiva, que ya están emprendiendo desde las diferentes administraciones, y que estas administraciones también apuesten por la aplicación de programas y medidas como la que propone nuestra fundación. En la Fundació Didàctica Catalunya tenemos la vocación y la capacidad de ayudar a dar respuesta a estas problemáticas y atender al grupo más grande de jóvenes posibles, afectados por esta situación.

Pueden leer la nota de prensa de la Fundació Bofill en el siguiente enlace:

https://fundaciobofill.cat/blog/millora-exit-educatiu-gran-repte