CATallers: Formación sociolingüística para niños y familias recién llegadas

La Fundació Didàctica Catalunya ha iniciado, durante el pasado mes de septiembre, una iniciativa dirigida a ofrecer el aprendizaje de la lengua y cultura catalanas a niños y niñas de origen migrado, y su entorno familiar, que sean residentes en Mataró y cercanías , y no hayan dispuesto de una oferta formativa suficiente, durante su proceso de acogida.

De los más de 1200 niños y jóvenes de diversas procedencias atendidos por la Fundació Didàctica Catalunya en los últimos siete años, un 75% no tenían conocimientos de catalán y el 25% restante mostraba una gran dificultad para expresarse y escribirlo. Estos datos, obtenidos a partir del trabajo diario con los niños y jóvenes a través de los programas psicológicos, conductuales y lectivos que desarrolla la Fundació Didàctica Catalunya, ilustran una problemática asociada a los procesos de acogida que reciben, tanto los menores como los suyos familias, puesto que, a menudo, no se presta atención a la necesidad transversal de la inmersión lingüística, como herramienta indispensable para su integración social.

Teniendo en cuenta esta situación, la Fundació Didàctica Catalunya ha decidido emprender un proyecto piloto, inicialmente para 72 usuarios divididos en cuatro grupos, según su franja de edad (de 8 a 11 años, de 12 a 15 años, de 16 a 20 años y mayores de 20 años). Esta metodología permitirá atender, en la acción formativa, a los diferentes grupos de población recién llegada, desde los más pequeños hasta los padres y madres.

El proyecto CATallers se distribuye en dos promociones anuales de seis meses, la primera de las cuales ya está en marcha. Los participantes asisten a tres talleres semanales, que incluyen contenidos de sensibilización y conocimiento de la lengua, cultura e idiosincrasia de Cataluña y espacios de alfabetización, escritura y conversación en lengua catalana. Las sesiones, que se imparten de lunes a jueves, tienen una duración de una hora y se adaptan a las actividades escolares y laborales de las personas atendidas. El objetivo es no dejar a nadie atrás y brindar una formación integral que les ayude a adquirir las competencias necesarias.

CATallers surge como una propuesta decidida a dar la vuelta a la falta de formación y de información sobre el hecho diferencial catalán en los procesos de acogida de personas recién llegadas, las cuales, a menudo, no son atendidas en lengua catalana ni informadas sobre la existencia de recursos para su aprendizaje. Este hecho dificulta su plena integración social, especialmente en casos de niños y jóvenes en edad de escolarización obligatoria.